29 de septiembre de 2008

Transformer de la semana: Skywarp Armada



“Bulls-eye in the sky, oh my!”

Parece que fue hace una eternidad cuando hice mi ultimo riviú, cuando según yo, escribiría el siguiente desde Alemania. En fin, todas las cosas que han pasado para llegar hasta este momento son parte ya de la historia y lo importante es que aquí estoy de vuelta. ¡Bienvenidos sean todos a esta Segunda Temporada del Transformer de la Semana! Esta vez, llegó para quedarse y cada Lunes aparecerá sin falta (ya tengo un sueldo para hacer esto, así que no puedo fallar). Seguiré dándole el toque característico de este blog a las reseñas, pero ya saben, si tienen alguna sugerencia sobre algo que quieran ver o saber, adelante. Para iniciar esta nueva etapa, tocará el turno a un villano, oscuro y despiadado. Inseparable compañero de Starscream y letal enemigo aéreo de los Autobots. El es... ¡Skywarp Armada!

¿Recuerdas cuando lo adquirí?

Al ser la primera figura de la línea Transformers Armada que reseño, daré unas notas introductorias breves. Esta fue la primera línea de una trilogía de sagas (de juguetes, serie animada y comics) que consecutivamente aparecieron en el mercado a principios de esta década. Fue como una especie de ribut a la línea temporal que se llevaba hasta el momento, y en ella aparecen versiones diferentes de los conocidos personajes G1 y por supuesto, muchos, pero muchos nuevos. Un personaje clásico que reaparece aquí es el siempre destructivo Skywarp, miembro de los Seekers, la pandilla de jets/naves lidereada por el segundo Decepticon al mando, Starscream. En esta línea, Skywarp toma la forma de un jet Cybertroniano.

-No es necesario el comentario; es evidente que la fuerza aérea Cybetroniana detesta la homogeneidad-

A simple vista, el modelo de Skywarp luce fantástico. La apariencia es claramente la de un vehículo aéreo con toques futuristas. Pero a medida que analizas el cuerpo, comienza a resultar evidente el problema que durante años ha plagado a los aviones y jets Transformers: el síndrome VF. Éste mal toma su nombre de las Valkyrie Fighters, naves de combate en el anime/manga Macross -conocida como Robotech en América- y se caracteriza por fallar en ocultar contundentemente los miembros del robot en el modo alterno, esto haciéndose claro y visible en los pies (que por lo regular forman las turbinas) y los brazos (que van casi siempre al descubierto al nivel del fuselaje). En Skywarp, se aprecian los dos ejemplos antes mencionados.

Ya vamos para 30 años de que existen robots que se transforman en jets y seguimos (y seguiremos, dijo Don Teofilito) viendo tributo al molde que se hiciera famoso por la mencionada serie. Y me imagino que es una solución sencilla, ya que es tan utilizada, que a veces resulta molesto. En el caso de este molde, una bisagra para girar hacia adentro las extremidades superiores habría resuelto el problema. Fuera de eso, tanto los colores, como los detalles del jet son muy buenos, en particular las hélices simuladas en los alerones.

-Un avanzado jet armado hasta los dientes, portador de la más alta tecnología... en hélices-

La principal característica en la línea Armada es la inclusión de los Mini-cons, robots transformables -neutrales en afiliación- que poseen poderes únicos, que tanto Autobots como Decepticons, pueden utilizar. Tal peculiaridad se presenta en los juguetes en forma de mecanismos activados por los Mini-cons que se colocan en puntos de fijación/interacción ubicados en varias partes del cuerpo del robot principal. Traducción: El Mini-con es una llave que se coloca en interruptores que activan diversas características. En el caso de Skywarp, su Mini-con Thunderclash, en el modo pasivo primario, yace bajo la cabina. Mientras está ahí, al presionar la parte amarilla, el vehículo emite un sonido. Al separarlo, emite otro. Simple. Existe otro punto de interacción en la parte trasera del jet. Si colocas a Thunderclash ahí, las turbinas superiores se convierten en cañones con misiles de resorte que se activan para armar al muchachote.

—Se desprende, se transforma, ¡Voila!, 2 TF por el precio de uno—

-¡Tómala doble, barbón!-

La transformación es supersencilla, como en cualquier figura con molde similar al VF. La parte inferior y los alerones se convierten en las piernas y pies, mientras que un sencillo doblez del fuselaje nos brinda el torso. Basta sacar los puños de la parte interior de los brazos y sólo resta la cabeza que se activa al conectar la parte baja de la cintura con las piernas. No podría ser más fácil. Un giro a las alas y el modo robot está listo.

-Un poco tenso. Debe ser la presión de ser un villano-

El rostro de Skywarp, a diferencia del resto del cuerpo que es un repintado del molde original de Starscream, es una versión original que le da individualidad a la figura. Es una mezcla tecno-orgánica de facciones robóticas y razgos animales, muy parecida al rostro de Megatron en la última película. Un detalle que le resta puntos son las numerosas partes de plástico blando, como la aleta sobre la cabeza, que al no ser rígidas, se doblan a la menor provocación y evitan que la figura luzca simétrica. No es muy grave, pero es notorio.

Las articulaciones son muy básicas, incluso para una figura Voyager como esta. No tendrás mucho rango para posiciones heróicas -o maléficas, para el caso- con este robot. Sin embargo, el diseño del mismo hace que incluso en las posiciones más sosas, Skywarp luzca atemorizante, como el clásico villano de enormes proporciones y fuerza bruta inigualable.

-No sabemos si corre o esta a punto de caer-

Una de las alas se desprende para formar su espada. La integración del armamento como una parte del modo alterno tiene resultados mixtos. Por un lado, en el modo jet, todas las partes están autocontenidas, algo que siempre es bien visto en una figura. Por otro lado, al utilizar el sable, el robot pierde simetría y proporción. Thunderclash se convierte en un cañón (o algo así) que puedes colocar en alguno de los puntos de fijación/interacción.

-¿Cuál es el lado filoso de esta espada?-

El mecanismo para activar los cañones con los misiles funciona de la misma manera en modo robot. Y es justo aquí donde mi principal problema con esta figura aparece. La parte posterior donde está el botón para activar dicho mecanismo, está alojada en la sección donde se almacena el componente electrónico que emite los sonidos. Por esta razón, esta parte es fija y no se puede doblar o mover en ninguna dirección, lo que deja a Skywarp con una notable protuberancia en su espalda que parece una joroba robótica. No es visible si exhibes a la figura de frente, pero si tienes problemas de espacio en tu vitrina, esto pronto se convertirá en un problema, ya que Skywarp ocupará más espacio del que ocuparía una figura Voyager tradicional.




A pesar de tener puntos negativos en el modo alterno, Skywarp es una figura bien hecha, con una transformación convincente y un diseño atractivo para ser un villano. La falta de articulaciones y la poca habilidad para ocultar todas sus partes robóticas en el modo jet son tal vez menores cuando se comparan al enorme problema que representa la joroba en el modo robot. Necesitarás un par de centímetros adicionales para colocar esta figura -o de plano, mandarla a una esquina- para exhibirla de manera óptima. La inclusión de Thunderclash, los sonidos y la espada oculta son buenos toques que añaden valor a este molde. Incluso si ya tienes a Starscream, ya que además de la paleta de colores diferente, el Mini-con también cambia. Esta figura representa con dignidad a la línea Armada.



Costo actual MIB: entre 50 y 80 dólares (a mi me costó 45)

Modo vehículo: 8.5
Modo robot: 8

Overall: 8

2 comentarios:

Andres dijo...

puess.... si sera bueno el video que CASI CASI me convenciste con una figura de Armada... jaja...
Saludos!! Viva G1!!

Mnka dijo...

Aplausos por el regreso, muy bueno el video y la recap...

Saludos,