27 de julio de 2015

DX Wing Gundam 2000

Ya va para un mes la presentación de aquella figura que me convirtió en creyente de los modelos transformables Gundam. Alrededor de un mes más tarde de haberla adquirido, una inesperada subasta trajo a la Colección la figura que aparece en la imagen: DX Wing Gundam 2000 (#2,354). Nueva, cerradita.

Como mencioné en aquella entrada, existen tres versiones de la unidad WG. La original japonesa de 1995 incluía componentes electrónicos para darle efectos luminosos y de sonido a la figura. La segunda fue una versión para Asia —la cual llegó a Norteamérica con empaque en inglés— y estuvo disponible en 1997 sin los componentes electrónicos (que es la primera que adquirí). Finalmente está ésta, una que Bandai relanzó en el año 2000, justo para aprovechar la creciente popularidad del anime en Estados Unidos. En esencia, se trata del mismo molde que la de 1997, salvo detalles pequeños y un empaque diferente.

La idea de la caja es prácticamente la misma en las tres versiones; fotos del modo robot, del modo ave/vehículo y detalles acerca del armamento. Y no se trata sólo de una figura transformable, ¡también es un kit para armar! O bueno, algo así. Es complicado. Más de eso adelante.

La llegada en el 2000 de esta figura a Estados Unidos se debió a lo popular que era en ese momento la serie Gundam Wing gracias a Cartoon Network y su bloque Toonami. 15 años ya pasaron de eso. La nostalgia, chavos. La nostalgia...

En los flancos del empaque vienen otras figuras Gundam que podías adquirir en aquella época. Por lo que leí, Bandai comercializó muy pocos modelos para armar en América, pues la mayoría eran figuras de acción regulares. Obvio, el DX Wing Gundam fue una de las armables.

Cajita un tanto madreada, pero completamente selladita con sus cintas originales.

Dentro de la caja están dos elementos: el contenedor con la figura y un insert de cartón con las partes "armables" del kit.

Bien empacadito, sin huellas de contacto humano.

El insert devela el misterio. En caso de que no estén tan familiarizados con la onda Gundam, ahí va: la inmensa mayoría de las figuras Gundam en Japón son model kits, es decir, sets de figuras armables. En ellos, construyes las unidades robóticas casi de cero. Todos los componentes, armadura y armamento (y en muchas ocasiones, incluso el propio esqueleto de la unidad) vienen en docenas de tiras listas para cortar y ensmablar (con o sin pegamento, dependiendo de la edad del modelo). Hay para todas las habilidades: sencillos, medianamente complejos y encabronadamente complicados.

El DX WG es un híbrido, pues mezcla una figura de acción con componentes ensamblables. Las tres versiones del DX WG incluían las mismas partes para armar como las que ven aquí. La figura principal, recordemos, originalmente incluía componentes electrónicos, razón por la cual ya venía armada. Las partes a ensamblar son las alas, jetpack, rifle, sable, escudo, turbinas, cinturón y tobilleras. Nada muy complicado para quien haya ensamblado Candy Toys o figuras Kabaya.

Me imagino que Bandai pensó que era buena idea traer el craze de los model kits Gundam a América, después de todo, es uno de los productos más rentables en tierras niponas. Supongo que fue un experimento con resultados no tan buenos. Por lo que investigué, el set no fue muy costoso (alrededor de 30 dólares) y aún así tuvo problemas para venderse. No fue un shelfwarmer como tal, pero tampoco se agotó. Y de haber triunfado, tal vez ahora Bandai vendería los model kits en nuestro continente al por mayor. No somos un mercado preparado para eso, opino.

Desde que conseguí la primera DX WG, la idea de tener una completa entró de inmediato a mi lista de prioridades. En un momento estuve indeciso entre la japonesa y ésta, pero el factor decisivo fue el precio de la subasta que gané. La versión 2000 me costó 45 dólares, envío incluido. Sí, con todo y que el pinche dólar en ese entonces todavía rondaba los 15 pesos, esta versión me costó menos que el primer DX WG que compré. Así de buena estuvo la subasta.

Creo que con esta versión ya tendré completa la experiencia del Wing Gundam transformable más grande que se ha hecho. Y aunque también está pendiente la versión electrónica, por el momento la dejaré pasar en favor de conseguir algo más interesante ;)