2 de junio de 2016

Un lección Sentai que nunca olvidaré

Durante mi visita al Tiangeeks a principios de abril, encontré algo bastante inusual. Ese día, creí que mi suerte estaba de buenas, pues una figura del universo Sentai/Power Rangers estaba en uno de los locales del lugar. Y no se trataba de una pieza ordinaria: era el Mezodon Megazord (#2,544), de la línea Dino Thunder, la figura más grande de esa continuidad. En el lugar, estaban separados el Styracosaurus Zord (el animal) y el Triassic Megarover (la cosa esa que está atrás del animal). Faltaban algunos accesorios, pero el cuerpo del robot principal estaba integro. El vendedor señaló que tenía algunas de las partes adicionales de la figura y que, salvo una de las uñas que estaba rota y unos rayones por aquí y por allá, estaba todo en orden.

Los elementos extras eran las hachas y un casco adicional (los que se ven en la parte superior del Megarover). De inmediato comencé a transformar al personaje de puro instinto, pues nunca había tenido contacto previo con él. Fue posible lograrlo sin dificultad. El precio... 150 pesitos. Una vez más, la buena fortuna que alguna vez apareció aquella vez que encontré al Manticore Megazord, estaba de nuevo de mi lado.

Todo fue felicidad hasta que, gracias a una aclaración que hice en Facebook, comenté que la figura que encontré era la versión norteamericana del personaje y no la japonesa perteneciente al equivalente Abaranger. Pero, al comparar las fotos de mi figura con la edición gringa, noté que la mía tenía más pintura cromada y detalles diferentes. ¿Encontré la versión japonesa? ¿Tuve tanta suerte que adquirí una figura Sentai a precio ridículo? ¿Mi suerte alcanzó niveles inusitados?

No. Mi figura era un KO.

Había cometido uno de los errores de novato más comunes (y graves) dentro del coleccionismo: nunca busqué el date stamp de la figura. La euforia por (creer) encontrar una figura Sentai/PR con un precio bajísimo me cegó en ese momento. Eso sumado al hecho de que, de no ser por algunos Mini Combiners de figuras Sentai viejas que he llegado a ver en tianguis, el mercado KO de estas figuras no es tan común aquí como el de Transformers, por ejemplo. Y ni hablar de lo poco común que resulta ver KO's con tamaño y detalles similares a las figuras originales. Todo esto propició el error. La figura ni siquiera tenía date stamp. Ouch.

La imagen que está arriba es de una versión KO del Mezodon algo similar a la que tengo. De entrada, el KO de la foto incluye a dos Zords minis para formar al Triceramax Megazord, tiene detalles diferentes en las piernas y los cuernos, las ruedas/brazos no se transforman igual y el cinturón es distinto. Ni siquiera pude encontrar info del KO exacto que tengo para ver de qué tamaño fue el error que cometí. Pinches truchos.

A medida que encontré más datos del Mezodon y sus variantes, otras diferencias entre mi KO y las ediciones originales salieron a la luz. Una de las más importantes es el tamaño. Al estar imposibilitado por las condiciones actuales de La Bóveda, no pude alcanzar a mis Dino Thunder originales para intentar fusiones. Pero al ver videos de la transformación de un Mezodon original, noté que aquella es equivalente a un tamaño Leader, mientras que la mía es más cercana a una Voyager. Sí, esto no fue evidente antes de comprarlo. Yo juraba que su tamaño era el correcto.

Entre los detalles curiosos de este KO —además del casco del Triceramax Megazord, el cual es imposible completar con las figuras originales— es que la cabeza animal del Styracosaurus tiene un botón negro en la cresta, el cual activa luces y sonidos. La batería incluida está muerta y no sé si el mecanismo todavía funciona, pero lo importante aquí es que esta función no está incluida en ninguna de las ediciones originales del personaje. Una prueba más de lo visionarios que pueden ser las mentes detrás de los KO's.

Contabilizaré esta figura porque no se trata de un KO ordinario y por los elementos adicionales que aporta. Eso sí, no será sustituta de la versión original que todavía planeo conseguir. Me dolió haber cometido el error de novato, pero creo que me hubiese dolido más si el precio pagado hubiera sido mayor. También la pena es menor porque la figura se transforma sin problema en modo robot y tiene varios detalles curiosos. Pero la lección aprendida será lo que más recuerde cada vez que la vea en mis repisas. Al final, lo raro es que el KO que tengo es más parecido a las versiones originales que a cualquier KO del personaje que haya visto en línea.

Otra de las figuras que encontré aquella ocasión fue la que ven aquí. A diferencia de la anterior, sí sabía que ésta era un KO. Antes de hablar acerca de ella, debo aclarar algo: ya sabía que existían versiones KO del Evasion Prime de Age of Extinction. El asunto es que nunca había tenido alguna de ellas en mis manos. De hecho, a pesar de que tengo 4 versiones diferentes del molde, no había tenido contacto con un Evasion Prime hasta el momento que tuve a este Prime Oscuro en mis manos. No es broma: todos mis Evasion Primes permanecen cerrados hasta el día de hoy.

Y esa fue la razón por la cual adquirí esta versión KO: fui fan instantáneo. Esta figura intenta superar a su contraparte original con una cabina hecha en die cast en vez de plástico y lo logra. Lo primero que viene a la mente es, ¿por qué Hasbro/Takara no la hicieron así desde el principio? La respuesta es obvia, el costo. Y justo aquí radica la belleza de esta pieza: mejora lo que ofrece la versión original, algo pocas veces visto en un KO, por un precio bastante competitivo.

Esta variante no es perfecta, pero es muy, muy buena; desde las aplicaciones de pintura hasta los acabados en las partes metálicas y de plástico, todo pareciera estar hecho más por una Tercera Compañía que por una dedicada a los plagios descarados. Tal vez si hubiera jugado con algún Evasion Prime antes de éste, el impacto hubiese sido menor. Pero gracias a ella, estoy interesado en adquirir la variante con colores Prime clásicos, además de la Oversize. Spoiler: ya adquirí una de ellas :)

Aunque esta figura no tiene un emblema de afiliación, queda claro que no es un Optimus. Los colores de este Prime están basados en un Evasion Nemesis Prime que se vendió durante una Expo Transformers en Japón. Luego entonces, no entra en el conteo de mi colección de Primes. Eso sí, ya tenía el Prime Cookies 'n' Cream, y ahora tengo al Menta Chips Nemesis Prime (#2,545) :P

Ese día también hubo figuras originales. Motormaster Voyager (#2,546), de Combiner Wars. Ese que nada más no llegó, por lo menos no a mi zona postal. Después de ver que pedían cantidades ridículas por él, terminé adquiriéndolo por 600 pesos ante la aceptación de que no lo encontraría en un mejor precio. Creo que no estuvo tan mal.

Con esta figura (sin contar, evidentemente a Devastator) completo a Menasor, mi tercer Combiner Clásico de esta línea. Y ahí va otro dato de trivia: no he abierto una sola de mis figuras Combiner Wars. Lloren por mí, chavos.

La última figura de ese día fue el Eva Unit 1 Awakened Version (#2,547), de la línea Q-Transformers. Resulta que el molde Q basado en el Prime clásico fue mercadológicamente violado para dar paso a creaciones sinsentido que van desde Hello Kitty hasta Snoopy. En medio está Neon Genesis Evangelion con esta figura que representa el modo berserk del Eva, con todo y AT Field activo.

Esta figura fue una variante del Eva ordinario que salió antes, en un paquete triple junto con las otras dos emblemáticas unidades del anime. Planeo conseguir ese set, por supuesto. Spoiler: ya lo tengo :)

Dos KO, dos figuras originales, una valiosa lección aprendida: Aunque sea poco probable que se trate de una copia, nunca debemos obviar el date stamp de las figuras. Nunca.


Objetivo: Adquirir los Classics, Universe y Generations que se me han pasado para tener mi subcolección en un nivel decente.

Motormaster me acerca un poco a esa meta.

Restan 19 figuras para cumplir el objetivo.