9 de marzo de 2009

Idea Suelta: ¿Quién vigila al cácaro?

“A estas alturas, ya deberían ofrecer salas con las películas sin subtitulaje”, le comentaba a Red, mientras esperábamos en la sala IMAX el viernes para ver Watchmen. “Espero que esta tenga el mismo formato en pantalla que Spider–Man 3”. Y es que esta última cinta en el colosal formato, dejaba una barra negra muy, pero muy abajo en la pantalla donde se veían los subtítulos, dejando limpia y sin estorbos la imagen. Bueno, ni Transformers en IMAX tuvo este formato para los que no gustamos de líneas de texto con nuestras cintas. “Si quisiera leer, iría a la escuela”, diría Butt–Head. Como sea, la cinta empezó, y aunque nos robaron como un metro de película en la parte superior (el formato anamórfico no llenaba toda la pantalla), los subtítulos prácticamente no interferían con el filme, así que todo iba bien. Pero, a los 15 o 20 minutos de cinta....

...media docena de geeks (del único tipo de gente que había en la primera función IMAX el día del estreno) comenzaron a chiflar. “Alguna imprecisión con alguna traducción que no capté”, pensé. No se trataba de eso. Al parecer, los subtítulos llevaban retraso. Desbloqueé mi vista closed caption para ver si era cierto y efectivamente: a 20 minutos de la cinta, se veían los subtítulos de la primera escena. Y todavía se me ocurre aplicar el “sssshhhhh”. Pero bueno, mientras muchos veíamos la película pocamadre, más de la mitad de la sala no. Y eso al final es injusto para los que pagaron un boleto de 70 pesotes.

Una turba iracunda se puso de pie y (me imagino) fue a quejarse. La cinta se detuvo 10 minutos después para que un empleaducho entrara a ponernos al tanto. “Tuvimos un pequeño problema con los subtítulos”, dijo el trabajador. “¡No!, ¿en serio?”, reclamó la gente en tono burlón. “Vamos a correr la cinta justo donde se quedó ya con los subtítulos bien”, replicó el obrero. “¡Ni madres, desde el principio!”, indicó un miembro del público. “¡Desde el principio, tarado!”, acentuó uno más, “Estacionamiento gratis”, exclamé. Casi 20 minutos después (el reloj del estacionamiento corría), reinstalaron la cinta. Y sí, para sorpresa de todos, los subtítulos siguieron igual. No pude evitar percatarme que hubo una frase (no recuerdo cual) que se mantuvo en pantalla durante más de 15 minutos. Fue hilarante. Mucha gente abandonó la sala, otros tantos al parecer fueron a quejarse (de nuevo). Al final terminamos de ver el filme así, sin contratiempos (para los que no pelábamos los subtítulos, claro). Al parecer, se compusieron como 15 minutos antes del final. Pero ya era demasiado tarde, todo el mundo estaba encabronadísimo.

Y digo todos porque a pesar de que mi deseo del principio se cumplió, se me hacía injusta la pausa de la cinta (que no resolvió nada) y el tiempo extra que iba a pagar de estacionamiento. Se abrieron las puertas y me dirigí a atención al cliente, donde, para mi sorpresa, sólo había cinco fulanitos reclamando (de una sala a un 70% de su capacidad). Me integré al pliego petitorio que demandaba se reintegrara el dinero. “Les ofrezco quedarse para ver la función de nuevo”, negoció la gerente. Yo más que eso, quería que se me pagara el estacionamiento. Al final, por estar poniendo cara de “no es justo que se nos trate así”, me dieron pases dobles para cualquier función, cualquier día y 50 pesos para el pago del estacionamiento. Fueron 56 pesos, pero bueno. Seis pesitos no dolieron.

Pensamos seriamente regresar para verla de nuevo en IMAX (con los pases gratis). Así es, la volvería a ver por dos razones: a) para disfrutarla sin cortes y b) porque está muy buena.

Pasamos entonces al ya clásico 5/5 de este blog que, más que una reseña pretenciosa con malabares seudointelectuales, es sólo una opinión de un ser como tú amiguito (a) que gusta de la charla mundana con alcohol después de ir al cine. Empezamos (spoilers, obvio):

5 cosas que NO me gustaron de Watchmen:

-Marquen mis palabras: esta película NO, y repito, NO ganará nada por el maquillaje. Es pésimo. Ya sea narices falsas, arrugas de broma o pelucas abultadas, todos esos elementos fallan catastróficamente. El formato IMAX sólo hace más evidente el hecho. Es posible ver lo fake en el peinado de príncipe valiente de Ozymandias, la cara maltrecha de Sally Jupiter o la nariz de Nixon.

-¿Qué pedo con el pésimo Nixon? Parecía una caracterización salida del pestilente programa La Parodia (si no lo han visto, sigan vírgenes). Así de mala. Después del grandioso expresidente de Frost/Nixon o mi favorito de Anthony Hopkins, el público merecía mínimo un buen imitador del icónico personaje. Vamos, hasta el surfer con máscara de Point Break hubiera hecho un papel más digno.

-La historia se siente muy acelerada. Esto bien podría ser la predisposición por conocer la novela gráfica. Hay momentos cuando los personajes parecen comediantes (sin pun) en Whose line is it anyway?, por el ritmo frenético de escenas que deberían ser más calmadas.

-Silk Spectre II y el Doc Manhattan se sienten tibios. En el comic ella es dominante, enojona y de armas tomar, como dirían en provincia. Aquí luce simplemente, atractiva. No transmite el feeling de femme fatale. Y en cuanto al dotor, bueno... esperaba que la voz fuera más profunda y lacónica. Una mezcla entre HAL 9000 y Protheus IV -la super computadora de Demon Seed- habría funcionado perfectamente.

-La escena de sexo está SUUUUUUUPER gratuita. Seamos honestos: página y media del comic se convirtió en un festín de poco más de dos minutos de carne y fluidos.

5 cosas que me gustaron de Watchmen:

-La manera como se resolvió la ausencia del calamar gigante me pareció adecuada. La justificación del autoexilio de Manhattan por el crimen que no cometió (música de Hulk, por favor) le da redondez a la historia cinematográfica sin problemas.

-La resolución de brincos en la historia (como Rorschach recuperando su traje en la cárcel en vez de dar el rol a su casa o el papel del fan de Tales of the Black Freighter y el dueño del estanquillo) estuvieron bien pensadas.

-La fidelidad a la obra fuente se siente en muchos lugares. En particular, me impactó la escena del funeral. El sentimiento es el mismo que transmiten las viñetas del comic. Kudos para Snyder. El inicio es épico, lleno de emotividad y sorpresas. Me fascinó lo de Kennedy. Totalmente The Comedian. Las golpizas,
TODAS, tienen el elemento gráfico característico de la novela.

-La música es precisa y abunda sin ahogarte entre tonaditas. El mood ochentero se siente un poco forzado al final, pero funciona. En particular me encantó la parte donde Doc Manhattan da una mirada a su pasado. No se siente como película de Tarantino que parecen videos musicales pegados con Kola Loka. Todo lo contrario, es una sinfonía de 2 horas y media.

-La (si no empezaba este punto con ‘la’, explotaba) escena de sexo esta SUUUUUUUPER cachorra. Si, así de predecibles y calenturientos somos la mayoría de los fans. A pesar de que se siente más como fanvouyerismo hecho realidad, la silueta de Malin Akerman fue un gesto por demás agradecido. Gracias, en verdad.

¿Fue mejor que la obra original? Por supuesto que no (¿alguien acaso esperaba que lo fuera?). Pero es una excelente adaptación que por mucho supera a otra media docena de películas de superhéroes hechas hasta el momento (estoy viendo hacia donde está Spidey y todas sus películas).

Próximamente haré un TOP de películas de encapuchados. Y seguro Watchmen estará en él...

6 comentarios:

George dijo...

Ayer fui a un cinepolis de por aca (San Luis Potosí) y pues que falla el proyector, nos cambiaron a otra sala mucho mas pequeña pero SIN macropantalla, SIN sonido Dolby 5.1, para los que no podemos disfrutar de salas imax es lo menos que podemos esperar para ver una pelicula como esta, asi que le dije a mi novia, vamonos y devolvi los boletos, me dieron dos pases para verla otro día. ¿Que pedo con la maldición de watchmen? jejeje

AENDREL dijo...

Hola George. Bienvenido al blog. Pues a mi ya es la segunda vez que me pasa en menos de un mes. También vi Valkiria en un Cinemex y se fue la luz. Nos sacaron y nos dieron los ya famosos pases 'Lo sentimos mucho'. Pero eso sí, son bien estrictos cuando se trata de dejarte pasar cinco minutos antes de la función, o cuando te pasan el pedorrísimo spot del Papá Pidata.

Mnka dijo...

Muy buena... y eso que no soy fan.
Saludos

Alex Serna dijo...

Yo no tuve contratiempos en la proyección y fui al mismo cine. No odié a Nixon, pero sí, le faltó algo de actitud. No estoy tan de acuerdo con lo del maquillaje, particularmente en el peinado de Ozy (qué tal las confiancitas) siento que así es ese güey, trata de ser perfecto y por eso tiene cabeza de mono de Playmobil.

El Aventurero dijo...

Ya bajé el screening, pero no la he visto... Me da haryo remordimiento (sigh...)

Además, me dijiste que le falta un buen trozo ... seguro se lo clavó (en el trasero) alguno de los detractores de la peli...

EConde dijo...

La fui a ver hace rato. Disfruté de la soledad de la sala; nada como una buena película estirado a tus anchas en una función privada.