20 de septiembre de 2013

Advenger Brave

Les presento a la figura que estuvo a punto de cambiar la estadística para siempre. La figura que me hizo sentir más enojado, frustrado y feliz en lo que va del año -y vaya que hay varios contendientes en esta categoría-. La PRIMERA figura en la historia de mi coleccionismo que estuvo perdida poco más de un mes, para después aparecer gloriosamente. Señoras y señores, les presento a Advenger (#1,910), el magnífico tren Brave.

Después de todas las penurias que sufrí con el Lote de la Takara Collection, me animé a comprar dos Braves que aparecieron fortuitamente en eBay, pues pensé que mi mala racha del 2013 había ya terminado. Oh, qué equivocado estaba. Advenger fue el primero de ellos que compré y, por ende, fue el primero que dejó tierras japonesas para dirigirse a nuestro país. Una semana más tarde, King J-Der inició su camino, también desde una ciudad nipona. El problema inició cuando King J-Der, que venía en una caja más grande que había salido más tarde, llegó primero. Y así, pasaron los días sin noticia alguna del tren. Comenzaba el estrés.

Por desgracia, la comunicación con el vendedor nunca fue muy buena. Después de enviarme el número de guía, nunca volvimos a tener contacto. Cuando los días se convirtieron en semanas, y las semanas en un mes, intenté contactarlo y le tomó días contestarme. Le comenté que ni en el servicio postal mexicano o en el japonés, había actualizaciones del envío. Fue demasiado tiempo para un paquete EMS. Cuando después de varios días volvió a contactarme, la oficina japonesa oficializó lo peor: el paquete estaba perdido.

A pesar de que siempre aseguro mis compras y contaba con las garantías de eBay y Paypal, era muy frustrante que, por primera vez desde que empecé a coleccionar, una figura se haya perdido en el correo. Y todo esto dolió más porque desde que comencé a coleccionar Braves, esta era apenas la segunda vez que la figura aparecía nueva en eBay. En algún momento, prometí no abrir ninguna adquisición veraniega hasta conocer el paradero de Advenger. Y así fue: no hubo actualizaciones o cajas abiertas en un buen rato. Un sábado, después de ya varios días de hacerme a la idea que no tendría la figura, el paquete apareció en el sistema de rastreo mexicano. Alegría total.

Advenger ha sido, como su frecuencia de aparición lo atestigua, la figura Brave que más trabajo me ha costado conseguir. A ello súmenle que pertenece a la que, sin duda, es mi sublínea Brave favorita: The Brave of Gold Goldran. Por todo ello, el mismo enojo y frustración ante la pérdida, se convirtió en alegría y júbilo ante la aparición sorpresiva. Como pueden constatar en las imágenes anteriores, el estado de Advenger es inigualable para ser una figura nueva con 18 años de antiguedad. Eso que ven en la parte trasera del styrofoam es uno de los elementos que hacen tan especial a esta figura.

Además de lo que aparece atrás del poliestireno, el paquete incluye todo lo que ven aquí. La figura, inmaculada. Cero detalles. Vamos, ni siquiera una huella digital en su brillante superficie negra. Todos los empaques cerrados. Todo en orden. En eBay alguna vez apareció una figura incompleta. Demasiados faltantes como para siquiera considerarla una opción. La vez anterior que apareció nueva, la venta ya había terminado. Simplemente llegué demasiado tarde.

La cinta transparente que protege el pecho de Advenger todavía estaba en su lugar. Al igual que con King J-Der, hasta la fecha, desconozco si hubo versión Sonokong de Advenger. Nunca he visto siquiera la caja coreana. Mi versión, como todas las que he visto hasta el momento, es la japonesa original que estuvo disponible durante 1995.

Advenger viene bien cargado de armamento. Varios cañones, rifles y un par de hélices tipo rotors G2 para su cañón del pecho. Además, como todos sus amigos de la sublínea, incluye varias decenas de pequeños misiles rojos. No será necesario separarlos de sus tiras, pues tengo varios sueltos de otras figuras Goldran y son compatibles entre sí. Bastante práctico.

Para completar el set, está este vagón y la plataforma con ruedas. El modo alterno de Advenger es el de una locomotora, la cual cuenta con este vagón madrina y el par de plataformas anexas al styrofoam para formar uno de los trenes más sorprendentes de la historia robótica universal...

A diferencia de la mayoría de los Braves, Advenger no es un combiner. Es un robot individual, igual que Captain Shark. En la serie, Advenger se convierte en una gigantesca bazooka que utiliza Captain Shark cuando las cosas se ponen complicadas. Y, por supuesto, las figuras pueden realizar esta fusión. HYPER GALACTICA BUSTER MODEEEEEE!!!

En su modo alterno, Advenger tiene espacio en su interior para almacenar a Dran, el robot/auto dorado que se fusiona con Gorgon para formar al personaje principal de la serie. ¿Y? Pues sirve para esto...

Advenger es el transporte de todos los chicos buenos en la serie The Brave of Gold Goldran. Un gigantesco tren que carga a enormes robots en aire y tierra. Así es, el Goldran Train es capaz de volar. Todos y cada uno de los robots/vehículos heroicos individuales de la serie tienen un espacio dentro de este fantástico tren.

Advenger carga en su interior a Dran y en la parte superior a Sokrage, el águila dorada robótica ninja. En el vagón madrina van los cuatro integrantes que forman a God Silverion. En la siguiente plataforma/vagón, hay espacio para Gorgon en modo bestia. En el tercer espacio va Kaiser, el león gigante y Leon, el pequeño avión. Anclado de este último vagón, finaliza la formación Captain Shark en modo crucero espacial/tanque. Con 1 metro y 57 cm de longitud, el Goldran Train es la configuración robótica con mayor longitud dentro de mi colección.

En esta imagen, aparece Lumiere para una comparativa de tamaño. Como podrán ver, es simplemente gigantesco. El tamaño es proporcional a lo increíble que se ve. Me refiero al tren, no al felino.

Además de todo lo anterior, es posible realizar una última formación con todos los héroes Goldran. La última muestra de poderío dorado. Si tuviera espacio en las repisas, esta sería la forma en la cual lo tendría exhibido. Bueno, si tuviera el espacio, seguro lo exhibiría en modo Goldran Train. Lo he dicho en numerosas ocasiones, soy fan de los trenes robot y éste se convirtió, desde el momento en el que lo tuve en mis manos, en el favorito de mi colección.

La colección Brave que quiero tiene 45 Megarobots.

Tengo 37 de ellos. Con Advenger, 38. A 7 de la meta.

Con esta figura completo toda la sublínea Brave of Gold Goldran.

Y para cerrar, los videos de las transformaciones...

Advenger


Hyper Galactica Buster Mode y Miracle Galactica Buster.


THE GOLDRAN TRAIN!!!

MIRACLE GALACTICA BUSTEEEEEEER!!!

Con este increíble robot, termino el período de adquisiciones veraniegas. Fueron 68 robots los que cerraron este maratón de figuras que complementan la Colección. Pero esto todavía no termina. Todavía faltan varias figuras pendientes que acaban de llegar, otras que encontré por ahí y sí... tres figuras de centena.

Y yo que creí que este año esto iba a estar algo lento...

2 comentarios:

Alex750122 dijo...

Estoy tan mal acostumbrado a que los paquetes lleguen tan rápido últimamente, que mas de 2 semanas y ya me estreso...

No debo de ver los Braves, porque se me antoja tener mas!

Buena figura, excelente adquisición!

Hector Garcia Francisco dijo...

Yo... bueno, uno quiere guardar la compostura, no verse mal y eso, pero es que, oiga, ¡que figura!, ¡NO TIENE MADRE!

No creo haber visto algo tan espectacular, además, vamos, ¿a quién no le gustan los trenes?, y además las figuras cromadas, todas bonitas, todo tan, uff, no, bueno, no, ¡que cosas!

Espero no le suene demasiado exagerado, pero algún día me gustaría ver eso en vivo...