6 de julio de 2008

Transformer de la semana: Megatron Energon

“Join me and I will send you to battle. Defy me, and I will send you to Oblivion”

Primero, una disculpa, pero era inevitable. Con tanto trabajo, actividades extracurriculares, revisión de lotes TF y ondas familiares, la reseña de esta semana (y por lo tanto, las que siguen a partir de ahora) se recorrerán hasta el fin de semana. Creo que eso es mejor que cancelarla o hacerla quincenal. Lo importante es que aquí está el riviú pendiente y vaya que es uno bueno. El robot de esta semana es una versión del villano favorito de muchos. Es rápido, letal y diabólico... él es ¡Megatron Energon!

¿Recuerdas cuando lo adquirí?

Este TF marca varios “primeros” importantes. Es la primera figura de mi colección que reseño cuya adquisición está documentada en el blog, inaugurando el link “¿Recuerdas?”. También es el primer TF de tamaño Leader que reseño (y el cuál me hizo notar la necesidad de un tripié para este tipo de figuras. Y por último, es el primer Megatron ­-de varios que tengo- que hace su triunfal aparición. Esta figura pertenece a la línea Energon, que como había comentado, se caracteriza por portar armas/aditamentos de colores traslúcidos que emulan la codiciada materia primus/ultimus de los Transformers. Y todo el equipo está incluido en este llamativo jet Cybertroniano.

-Existe una premisa inviolable para ser un vehículo de la Fuerza Aérea Cybertroniana: tener alas-

Al ser el líder de los Decepticons, Megatron tiene que hacer gala de un armamento digno de envidias. Este vehículo cumple al portar todo tipo de cañones en el fuselaje, todos en el característico tono Energon transparentoso, y en el caso específico de la figura, en color verde. Los principales protagonistas bélicos son un par a los costados que se inclinan para derribar igual enemigos aéreos que terrestres.

Una característica relevante de esta figura es algo similar a la tecnología Automorph de la línea The Movie, que transforma alguna parte del robot al mover otra. Cosa curiosa, esta línea apareció mucho tiempo antes, y en el caso específico de Megatron, funciona bastante bien. En el modo alterno, al levantar la parte superior de las alas, aparecerán un par de cañones más en cada extensión.

—Cualquier similitud con alguna nave de Star Wars es mera coincidencia—

Como “arma” adicional -como si no fuera suficiente tanto cañón- Megs incluye un “pequeño” tanque. Y entrecomillo pequeño ya que es más chico que el vehículo principal, pero mucho más grande que un Minicon de los que abundan en Armada. Casi casi es del tamaño de una figura Deluxe (como el Bumblebee Classic, por ejemplo). Este compañero tiene varias funciones; la primera es la de ser el portador del cañón con el proyectil de resorte/alcance. Al ser una figura de esta importancia, por supuesto que incluye sonidos electrónicos al disparar el misil.

—Chiquito pero ruidoso—

La segunda función es la de convertirse en el arma principal de la nave. Se coloca en unos soportes diminutos, pero lo suficientemente firmes como para mantener fijo al tanque. Así, nadie puede decir que Megatron no está lo suficientemente armado para la pelea. Una de las primeras cosas que note al ver esta figura -sobre todo al verla de frente- fue que extrañamente me recordaba a algo. Me costó trabajo definir que era exactamente, pero después de unos cuantos minutos, la imagen fue muy clara en mi cabeza,,,,

—Megatron, un despiadado guerrero que adora la destrucción...—

—General Kael, idem...—

Pero dejemos las similitudes con craneos a un lado y sigamos con la transformación. Más sencilla no puede ser, ya que prácticamente la nave es una postura tipo yoga del robot. Sólo necesitas rotar la base de las alas y separar las piernas del cuerpo principal. Al bajar las rodillas, los pies aparecen por arte de magia. Separas los brazos, doblas la cabina hacia atrás, colocas la cabeza en su lugar y has terminado.

Este Megatrón fue hecho como una especie de homenaje a Galvatron, el alter ego de Megs que apareció por primera vez en la película animada ochentera. El cuerpo y las extremidades son muy similares. De hecho el rostro es casi idéntico. Por desgracia, también mantiene un elemento muy similar a la figura que intenta halagar: la movilidad. Si no fuera por los materiales y por la serie televisiva que respalda al juguete, cualquiera que no supiera, juraría que la figura es G1 o G2 máximo, debido a su anatomía en bloques y sus articulaciones básicas que limitan las posiciones
en las que lo puedes colocar.

—No me mires feo, sabes que tengo la razón—

Haciendo a un lado esto, la figura se ve básica, pero sólida. Es lo suficientemente estable como para aventurarse a un par de posiciones heróicas/villanescas. Y es justo aquí en donde el tanque cobra mayor relevancia. Al modificar unas compuertas en la parte inferior del compañero, el mismo se transforma en un cañón para el brazo de Megatron. Un poco estorboso, pero al fin y al cabo es un arma que no pasa desapercibida.

—Si no trae un brazo con cañón, no es un Megatron—

En el modo robot, el tanque tiene otra función. En la parte de la cabina que queda a espaldas de la figura, se aloja la poderosísima espada Energon de Megatron. Para sacarla, basta colocar la parte trasera del tanque en la ranura y tirar con fuerza. Advertencia: no es un método infalible, ya que a veces parecerá que estás forzando la cerradura de una puerta debido al bizarro diseño del sistema.

—Metes el tanque en la ranura y...—

-... ¡la espada se conecta! ¡Magazo!-

Basta invertir el tanque en el brazo para utilizar el arma secreta como se debe. Al mover un poco el sable, se activará un segundo sonido electrónico y una luz roja iluminará el arma transparente. Un efecto muy cool... sólo en las noches.

Este Megatron es una buena figura, pero digamoslo claramente: no es el mejor Megatron que existe. El modo alterno, con todo y su apariencia diabólica, no es espectacular como el de otros Megs de otras series. La transformación peca de básica y el robot, aunque es un digno homenaje al buen Galvatron, no es tampoco un monumento a la anatomía Cybertroniana. En pocas palabras, sólo vale la pena si buscas tener cada Megatrón existente o buscas un buen enemigo para tu Prime Energon.



Costo actual MIB: Entre 50 y 80 dólares (a mi me costó 40)

Modo vehículo: 8
Modo robot: 8.5

Overall: 8

1 comentario:

mnka dijo...

Muy sobrio, el verde le luce bien, saludos,