21 de abril de 2008

Transformer de la semana: Bumblebee Classics

“Data is power”

En esta ocasión, toca el turno a uno de los Autobots más identificables y coloridos que existen. Bumblebee, el espía de los autobots, el carrito amarillo, el pequeño valiente. Esta figura en particular formó parte de la línea Classics que apareció hace un par de años. Dicha serie introdujo a algunos de los TF más populares de la primera generación (a partir de ahora mencionada en el blog como G1) con un rediseño más actual, pero manteniendo una apariencia robótica muy similar a la vista en la serie animada....

En dicha serie, Bumblebee se transformaba en un Volkswagen Beetle amarillo. De igual forma, el juguete G1 era un sencillo carrito de fricción con una transformación muy sencilla. Su tamaño lo ubicaba, junto a Cliffjumper y a los “casseticons”, como las figuras transformables más pequeñas de la primera oleada de juguetes TF. Aunque la figura mantenía el espíritú del personaje en la serie, el parecido del robot con el personaje animado era pobre.

La línea Classics, que salió a la venta justo a tiempo para festejar los 20 años de la línea de juguetes en Estados Unidos, rindió un homenaje con esta figura, que resultó ser una de las mejores. Debido a problemas que tuvieron Hasbro/Takara (fabricantes de juguetes poseedores de la marca Transformers) con Volkswagen años atrás, la imposibilidad de utilizar al vocho como figura los obligó a darle una nueva forma: una vagoneta compacta para playa con todo y su remolque para moto acuática.

–Aceptémoslo, por más que el dueño sea lector de Vochomanía, este vehículo tiene más estilo que un escarabajo amarillo–

Aunque el vehículo no se adjudica ningún modelo existente, los expertos coinciden que es la mezcla del cuerpo de un Nissan Skyline vagoneta, los detalles de un Renault deportivo y la línea de un Mazda vagoneta. Yo la neta busqué y busqué alguna foto de un modelo similar y no tuve éxito. Pero sea cual sea el origen de su concepción, el auto esta muy detallado y cuenta con ligeros toques que evocan al Bumblebee clásico: el color y una forma trasera abultada, semi hatchback. No tiene ventanas y el interior disimula bastante bien, ocultando las partes robóticas con asientos e interiores discretos.

El detalle más curioso es la inclusión del remolque y la pequeña moto acuática. Es claro que Bumblebee es director de espionaje de los Autobots y aunque un carrito playero es el complemento perfecto para ocultar su identidad cerca del mar, llevarlo a las montañas o a un destino turístico menos soleado pondría en peligro al pequeño robot. De cerca, el remolque no da indicio aparente de formar parte de una figura transformable. De hecho, parece un utensilio sacado de una maqueta del complejo vacacional Tepetongo.

–El remolque se conecta a la parte posterior del auto. No trae candado, por lo que se sugiere no estacionarlo en zonas alejadas de la Costera–

La transformación es bastante sencilla y no es requerida la ayuda del instructivo incluido. El remolque se transforma en un Jet Pack que se coloca en la parte alta de la espalda de la figura. Los asientos que se aprecian en el interior del vehículo se convierten en las rodilleras del robot y muy al estilo de la figura G1, los pies y el pecho están formados por las partes más reconocibles del vehículo. Pero, a diferencia de la figura original, en esta ocasión, la cabeza y rostro son representaciones idénticas del personaje animado.

-El siempre fiel y bonachón Bumblebee-

Es extraño que a pesar de ser experto en espionaje, el personaje no incluya un arma. Además, es claro que la parte alta del vehículo (que forma el pecho) no es tan abultada como el toldo de un VW. A pesar de esto, el personaje se ve un tanto regordete si no se coloca en una pose heróica. El jet pack luce bastante y le agrega como 3 puntos de estilo a la figura. En el pecho podemos ver una de los ya clásicos sellos térmicos que frotas y revelan la afiliación del TF, además de hacer patente su autenticidad.

Esta figura es una excelente representación del personaje, manteniendo las características que más lo identifican. Todas sus partes están muy bien hechas –característica que prevalece en esta línea– y la figura posee un grado muy alto de movimiento y posiciones. Estuvo disponible un repaint (una figura hecha a partir del mismo molde de una existente pero con detalles y colores diferentes) de esta figura para el personaje de Cliffjumper. Todavía no la consigo, pero seguramente será una fiel representación del personaje, tal y como lo es ésta.



Costo actual MIB: Entre 20 y 25 dólares (a mi me costó 35)

Modo vehículo: 8
Modo robot: 9

Overall: 8.5

3 comentarios:

mnka dijo...

Muy buena descripción, cada vez los reviews están mejor, saludos.

zayd dijo...

a ver, a ver, osea que si es un espía de los autobots significa que se la pasa con los decepticons sacando info si que ellos lo sepan?

AENDREL dijo...

Sí. También se la pasa como vehículo visitando sitios turísticos para encontrar las mejores tarifas en temporada alta.