23 de diciembre de 2013

Los últimos robots del año III: ToyFest

Este año conocí el ToyFest. De hecho, lo conocí antes de que se llamara ToyFest y, aunque el nombre era otro, el concepto era el mismo: un pequeño bazar de unos 20 puestos con juguetes nuevos, usados, coleccionables y demás chácharas. De las cuatro veces que he ido al lugar, esta es la primera que encuentro algo de mi interés. Algo irónico si consideramos que, en esta ocasión, no estaba buscando robots transformables.

El punto es que no encontré lo que buscaba, pero sí a estos tres Transformers. A los costados, dos figuras de Beast Machines: Snarl y Blackarachnia (#1,986 y #1,987).

Supuestamente, Snarl es uno de los mejores representantes del desastroso GPS. El asunto es que lo transformé un par de veces y nunca sentí fragilidad en alguna de sus partes. Es más, el sujeto que me lo vendió, lo traía en una bolsa, amontonado junto con otras bestias transformables. No trae su cola/arma, pero por lo demás, su estado es bastante bueno. Por lo que costó, no me importaría que el GPS hiciera de las suyas, aunque obviamente, preferiría que la figura mantuviera su integridad física.

Blackarachnia es el molde original que salió del personaje en Beast Machines, que a su vez, dio origen al molde Universe que adquirí el mes pasado.

En el centro está Aero-Bot (#1,988), de los Go-Bots Playskool. Es otro remold/repaint del Silverbolt que conseguí hace un par de meses. Además de la pintura cromada, cambia el molde de la cabeza.

Buenos precios en el ToyFest, aunque para un coleccionista de Transformers, la verdad no hay mucho que ver. Ojalá y el próximo año lleguen más vendedores con más robots.

Aero-Bot fue el último robot transformable que adquirí en 2013.