14 de agosto de 2013

Underneath the Radar Awards 2011: Las Decepciones

Ahora toca el turno a todas aquellas figuras que se veían bien prometedoras en fotos y videos de Internet, pero no resultaron tan buenas en vivo y a todo color. No son terribles, pero pudieron ser mejores. O bueno, por lo menos yo esperaba mucho, mucho más.

Como dato al margen, me he dado cuenta que, a medida que uno conoce más y más figuras, también se vuelve más selecto y el número de figuras decepcionantes que adquiere disminuye. Ahí está la prueba de que comprar un poco de todo aumenta la experiencia en esto de los robots transformables.

Pasemos entonces a las figuras. Y las Decepciones fueron...


6.- Blazemaster ROTF y Tailwhip HFTD
Estos dos representantes del mismo molde lucen muy bien en modo alterno. El helicóptero, a pesar del tamaño deluxe, se ve bien. El problema aparece cuando los transformas y te das cuenta que el cuerpo es demasiado pesado para las piernas enclenques. Todo un reto ponerlos de pie.

5.- Soundwave Machine Wars
La línea Machine Wars es curiosa por lo que representó: un intento por traer de vuelta los vehículos durante la era Beast Wars. Lo malo es que todas las figuras fueron repaints y remolds de figuras viejas. Este Soundwave no le hace honor al personaje al tener una transformación bastante aburrida.

4.- Laserbeak DOTM
Para evitar los spoilers, evité el contacto con las figuras DOTM antes de ver la película. Después de ver el filme, esperaba que Laserbeak fuera un televisor de pantalla plana, o ya mínimo, una copiadora. El modo robot no es malo, pero el modo alterno grita "¡qué hueva diseñar un modo alterno!".

3.- Repugnus G1
Aunque a los puristas G1 les de una embolia, lo diré: Repugnus es una prueba de que no todas las figuras G1 son increíbles. A pesar de ser mi primer Monsterbot y haberlo conseguido con su cajita, es demasiado simple hasta para un G1. Lo salva un poco que todavía avienta chispitas, pero eso es todo.

2.- Spawn Interlink 6
¿Cómo es posible que uno de los Mejores Tratos y una de las Mejores Sorpresas del 2011 sea también una decepción? Simple. Al llevarme el Combiner de McFarlane prácticamente sin conocerlo, me atrapó con su bizarro modo robótico gigante. Así, luce genial, y los robots individuales son buenos. El problema es la fusión que requiere quitar y poner piezas demasiado sensibles hechas de materiales que parecen en algunos casos, plastilina y en otros, acero. No es divertido tener una figura transformable que te da miedo transformar. Buena idea, no tan buena ejecución. Lástima, porque el resultado es monstruoso, en el mejor de los sentidos.

1.- Thunder Baron Brave
"Tenemos un problema, la caja de Thunder Baron es demasiado grande para que te la envíe con el resto de las cosas". Estas fueron las palabras de mi dealer de Braves y que me emocionaron un poco. "¡Wow! ¡La figura debe ser enorme!", pensé. ¡Oh, error! Los 5 Barons que forman a este robot son casi tan pequeños como figuras Commander Cyberverse y la transformación es tan simple como la de Combiners G1 (o posiblemente más). Cuando los Braves tienen entre ellos a los mejores Combiners de la historia robótica, resultó muy decepcionante que Thunder Baron fuera tan simplón. Es, sin duda, el Brave más ordinario que tengo y la figura que más me decepcionó en el 2011.