22 de junio de 2010

¡1,000!: The Robot Time Machine that can Transform

Cuando Takara lanzó en Japón las líneas de Diaclone (robots que se transformaban en vehículos y dinosaurios) y Microman/Micro Change (robots que se transformaban en objetos de uso cotidiano, como cassetes y grabadoras) a principios de la década de 1980, tuvieron un éxito mediano. Antes de que Hasbro comprara la licencia de los moldes para comercializarlos bajo la marca Transformers en América, Takara hizo un intento por comercializar algunos de los Micro Change en Estados Unidos. Tal fue el caso de la figura que nos ocupa el día de hoy...

El nombre original de la figura dentro de la línea japonesa fue MC–06 Watch Robo (Micro Change #6, pues era la sexta subdivisión en la línea). El concepto era el mismo que las figuras Micro Change, pero con una clara ventaja sobre el resto de sus primeros compañeros: el gadget en el cual se transformaba era funcional. Los primeros modelos eran los que ahora conocemos como los Cassetticons, los Minicars y Reflector. Pero el Watch Robo introdujo la idea de un reloj que en verdad funcionaba (ahora, hasta los bolígrafos tienen un reloj, pero para le época era algo muy novedoso).

El Watch Robo tenía un costo muy similar a su hermano Micro Change Gun Robo, predecesor de Megatron G1. En 1983, Hasbro ya había adquirido los derechos para utilizar la mayoría de los moldes Diaclone y Micro Change en Estados Unidos. Takara intentó entonces extender el alcance de sus figuras e intentó comercializar por su cuenta los moldes que no le interesaron a Hasbro y así, el MC-06 llegó a nuestro continente. Es probable que la compañía haya elegido la sublínea Watch Robo de entre las opciones disponibles probablemente por ser la más llamativa y con mayores probabilidades de tener éxito en el mercado norteamericano. Así, nació la línea norteamericana llamada Kronoform.

El éxito, aunque no de proporciones Geunescas, sí fue considerable. Por ello, Takara se apresuró a crear diseños que incluso, en algunos casos, aparecieron primero en Estados Unidos antes que en Japón. Como sabemos, los días de la línea estaban contados, pues en 1984, los Transformers serían lanzados al mercado y la historia comenzaría a escribirse a partir de ahí.

El impacto G1 pronto opacó a los Kronoform. Además, la piratería provocó que versiones mucho más económicas de las figuras inundaran los escaparates. Para 1986, era difícil conseguir un Kronoform original en las tiendas norteamericanas. Sin embargo, el molde del modelo Robot Time Machine permaneció vigente, pues la popularidad provocada como efecto secundario de las copias pirata, aumentó en otras regiones como Europa y Sudamérica.

Después de disfrutar el éxito de la G1, el declive de los Transformers en Estados Unidos comenzó. Takara le vendió el excedente Kronoform a Hasbro y todavía la colorida G2 alcanzó a ver varios modelos de la línea Kronoform Time Machines comercializados bajo la marca Transformers. Entonces, los relojes transformables se convirtieron en un recuerdo que poco a poco, desapareció...

La línea Kronoform es una de tantas que adquirieron estatus de culto gracias a la nostalgia provocada en muchas personas. Y aunque muchos desconocen la marca Kronoform como tal, el molde base es uno de los objetos robóticos ochenteros más identificados, al lado de emblemas como Optimus Prime o Megatron.

Ahora, algunos datos acerca de la figura:

-Los MC-O6 de Micro Change estuvieron disponibles en un inicio en cuatro colores: negro, azul, oro y plata metálico. Los modelos Robot Time Machine de la línea Kronoform, estuvieron disponibles en un inicio en tres colores: negro, plata y dorado metálico. Durante la vida de los Kronoform en Estados Unidos y hasta la G2, aparecieron versiones originales rojas y grises, que a su vez, también llegaron a Japón.

-El costo de un Robot Time Machine MISB en 1984 en Estados Unidos era de entre 13 y 15 dólares. Con ese dinero era posible adquirir un Car Robot G1 (como Sideswipe o Wheeljack), además de un Minicar (como Bumblebee o Windcharger).

-El costo de mi figura en 1984 en México fue de 3,200 pesos. Con ese dinero era posible adquirir cinco figuras de acción Star Wars MISC.

-El costo de una figura Kronoform KO en 1985 en México era aproximadamente de 1,000 pesos.

-Las figuras Kronoform venían en una caja en donde se mostraba, principalmente, una interpretación artística del robot. En la parte trasera, se mostraba la transformación de la figura y otros moldes Kronoform disponibles.

-El Kronoform que tuve en mi infancia venía en una caja de cartón genérica, con el instructivo original en una bolsa de plástico.

-Hasta donde recuerdo, sólo vi 3 Kronoform originales en mi infancia: el mío, Inviceptor (Avión/Reloj) y Autoceptor (Robot/Auto/Reloj). Los últimos eran de un compañero de la escuela que iba en 5to o 6to grado cuando yo estaba en 2do.

-Nunca vi un Kronoform nuevo en caja en mi infancia. De hecho, nunca he tenido contacto con alguno en tal estado.

-Durante un intercambio de juguetes entre amigos, cedí un Starrior a cambio de una versión KO gris de Inviceptor y una figura de M.A.S.K. Inviceptor fue el otro único molde Kronoform con el que tuve contacto (por un corto tiempo).

-La parte más sensible del molde Robot Time Machine era el pin que permite sacar los puños del interior de los brazos. A pesar de que a mi reloj se le rompió la correa y tenía rayones por el uso, nunca tuvo problemas con esos pins. La mayoría de los KO de mis amigos no tuvieron tanta suerte.

-Hasta la fecha, no se cual fue el destino de mi Kronoform original. El último recuerdo que tengo de él fue utilizarlo para conducir el módulo 'tanque' de Ironhide G1 en 1987. Cuando recibí a Metroplex el día de Reyes de 1988, lo busqué para que fuera el comandante de la Ciudad Autobot, pero nunca lo encontré.

-Durante la G2, Hasbro comercializó el excedente Kronoform de Takara en Estados Unidos. A pesar de que vi muchos moldes G2 en las tiendas de mi país, nunca vi estas figuras disponibles aquí.

-Todavía en la década de 1990, las versiones KO de los Kronoform eran premios recurrentes de las máquinas que a cambio de una moneda, dispensaban un contenedor esférico con un juguete sorpresa dentro.

-Mi Takara Kronoform Robot Time Machine tiene el record de ser la figura de centena más pequeña que tengo. La siguiente en tamaño es la #400.

-También es la figura de centena con el menor costo que he comprado. La siguiente en precio es la #200.

-Es la séptima figura de centena que incorpora un elemento electrónico con baterías.

-Es la sexta figura de centena hecha por Hasbro/Takara.

-Es la figura de centena con la Date Stamp más antigua: Takara, 1983.

-Es la figura de centena formada por sólo un robot con el mayor número de modos alternos oficiales*: 9

-Es la única figura de centena que no tiene algún tipo de arma.

Los dejo con el anuncio comercial que apareció durante la vida del Robot Time Machine en Estados Unidos. Aquí se muestran todas las funciones y posibilidades de esta increíble y emblemática figura:

*¿Ven? No era mentira...

2 comentarios:

Fabio Mauricio dijo...

Hola, escribo desde Colombia, tengo 30 años y todavia me identifico mucho con estos Juguetes y su magnifica esencia. me gustaria saber si de alguna forma se pueden adquirir por medio de coleccionistas?
Gracias.

AENDREL dijo...

Tu mejor apuesta es eBay o tiendas como HLJ.com para figuras más nuevas. A veces, algunos coleccionistas venden figuras, pero es muy raro encontrar justo las que buscas. Suerte!