19 de junio de 2008

Transformer de la semana: Shockwave Energon

“I see you.”

Un poco tarde, pero con el mismo entusiasmo de siempre, traigo para ustedes la reseña de esta semana. En caso de que no lleven la cuenta, les informo que este es el décimo Transformer de la semana. Por lo tanto, en esta ocasión, en vez de permitirle al azar que eligiera al afortunado, seleccioné a una figura que con seguridad conocen. Se trata del maligno y despiadado estratega y tirador Decepticon encargado de sabotear comunicaciones y eliminar amenazas a cientos de kilómetros de distancia. Es grande, mortal y ruidoso. El es... ¡Shockwave!

Antes de comenzar con lo bueno, quiero aclarar algo -no faltará el geek que llegue algún día aquí y se queje-. Sucede con mucha frecuencia en el universo TF que de una línea de juguetes a otra, un personaje deja de existir como tal y líneas más tarde, regresa. Por cuestiones de narrativa, mercadotecnia o vayan ustedes a saber que carajos, en los saltos cuánticos entre historias, muchos personajes cambian de apariencia, forma (física y de ser) y en algunos casos como este, de nombre. El verdadero nombre de esta figura es Shockblast, ya que por razones más allá del nivel intelectual de este blog, Hasbro/Takara perdió la marca registrada sobre el nombre "Shockwave", aunque cualquier fan sabrá que se trata del mismísimo Shockwave que apareció en G1 y recibió un tratamiento de modernidad. Como no soy fan de respetar los cánones y en general tengo pedos con hacer otra cosa que no sea mi voluntad, en MI colección este TF es Shockwave y punto. ¿Dudas? ¿No? Qué bueno.

Este Shockwave pertenece a la serie Energon, que al igual que prácticamente todas las líneas de juguetes, tuvieron una serie animada para reforzar las ventas al alterar las mentes de los chamaquitos -y de los adultos de más de 30 que no juegan con ellos, pero los coleccionan-. Los juguetes de esta línea se caracterizan por incluir armas/extensiones/elementos de plástico transparentoso de colores que emulan las armas de Energon (el Choco Milk de los Transformers). El primer modo alterno de esta figura es el de un tanque láser cybertroniano.

-Es muy común que en Cybertron, los pequeños robots deseen convertirse en un poderoso tanque láser cybertroniano cuando se hacen adultos. O en un camión de bomberos o una ambulancia-

Si no conoces el modo robot, este modo alterno parece un tanto confuso. Ok, tiene orugas y podemos ver la parte que se supone debe ser el cañón. De ahí en fuera, todo lo demás parecen un montón de partes colocadas al azar. El vehículo tiene pequeñas ruedas, por lo que es fácil desplazarlo y jugar con él como si fuera un verdadero... tanque láser cybertroniano. El punto aquí es que esta modalidad es muy poco convincente, considerando que el supuesto vehículo que intenta emular no existe.

-Por donde lo veas, este tanque láser cybertroniano es enorme. Y tiene que serlo, ya que los tanques láser cybertronianos tienen dimensiones colosales-

Un detalle que puede ser bueno, pero la mayoría de las veces resulta algo bastante irritante, es la inclusión de sonidos electrónicos. Esta figura trae dos que se activan al mover un interruptor. Este mismo interruptor hace las veces de gatillo y activa el proyectil del cañón. La parte irritante aparece cuando transformas la figura y por error mueves el switch o bien, cuando al disparar, se queda trabado, Me ha pasado como chingo mil veces. De hecho, al hacer esta reseña, creo que le bajé como 3/4 a la batería.

OK, el segundo modo requiere de más imaginación por parte del usuario -sí, mucha más que la necesaria para entender el tanque láser cybertroniano-. Al girar la parte superior, rotar las extremidades superiores e inferiores y abrir unos paneles que se encuentran en estas mismas, ¡TA DA!, ahora tienes un cañón satelital. Aunque nunca lo aclaran en el instructivo, me imagino que también es cybertroniano.

-2 de cada 10 personas supieron que esto es un cañón satelital. Las ocho restantes sólo dijeron “satelite”-

Nunca vi la serie animada, pero por lo que investigue, este era el modo alterno más utilizado por Shockwave. En él, el muy desgraciado vigilaba a sus víctimas, interfiriendo sus comunicaciones y además, les disparaba un poderoso “láser” desde alturas extraespaciales con una puntería digna de cuchillero de circo. Un poco cobarde, para algunos, pero infinitamente delicioso para los que gustamos del arte esnaiper.

-Si tiene celdas solares, es un satélite. O un reloj Casio de los 80’s-

Es en este modo es donde el segundo sonido resulta lógico; se escucha como el ruido que se oye en las películas cuando un satelite sobrevuela un planeta. Como código morse, pero con reverb y más rápido. Lo grabé en el video, pero gracias a que utilizo el Windows Movie Maker para hacerlos, estoy limitado en la edición. Si hay algún interesado, con gusto subo un video de los dos sonidos.... ¿Nadie? Qué bueno, tengo fiaca.

El modo robot es bastante obvio cuando sabes como esta el asunto. Un par de giros sencillitos y en menos de lo que dispara un tanque láser cybertroniano, ¡Voila! Uno de los mejores robots Transformer que existen y por supuesto, uno de mis favoritos en la colección. ¿Les resulta familiar?

Este modo hace que olvides por completo la insatisfacción de los otros dos. El cuerpo está perfectamente bien detallado y es un homenaje completo al Shockwave G1. Desde el cañón en el brazo derecho, hasta la hiperreconocible cabeza, todo en él grita ¡G1!. Incluso los colores, ignorando los verdes transparentosos neón, hacen alusión a la increíble figura del pasado.

-El ojo que todo lo ve-

No puedo dejar de mencionarlo: el rostro de Shockwave es uno de mis favoritos de cualquier robot de todos los tiempos. Como ya lo había mencionado antes, prefiero el look artificial que una apariencia humanoide. El ojo robótico en una cabeza minimalista inexpresiva es mi súperhit. Como que refleja la peligrosidad potencial de un robot vil. Me encanta. Si pudiera quitarme la cabeza y ponerme otra, sin duda, sería la de Shockwave. Aunque ahora que lo pienso, comer y beber serían como difíciles.

-¡Ahí madre!-

La articulación del robot es excelente, Las piernas son muy buenos soportes para el resto del cuerpo y ambos brazos cooperan para la pose destructiva. Obviamente, el brazo con el escudo y arma dual tiene más movilidad que el brazo cañón -que es donde se alberga el dispositivo para los sonidos-, pero esto no afecta la cantidad de movilidad a tu disposición. Shockwave es un gran modelo para la cámara.

-¡Shockwave shockblast!

Resulta evidente que los modos alternos fueron creados a partir del modo robot, por lo que al final, no resultan muy convincentes. Tanto el tanque, como el cañón satelital fallan al intentar aparentar similitud con objetos irreales que son difícilmente identificables. No es que sean malos, pero finalmente, para casos prácticos, da lo mismo ser un cañón satelital que una estrella ninja gigante cybertroniana. Sin embargo, el modo robot es increíble. Me cuesta mucho encontrarle “peros”, pero de tener que hacerlo, tal vez me iría sobre los dos tonos verdes utilzados en la figura. Como que chocan entre si. Yo me hubiera quedado con el contraste gris/morado de la figura G1. En conclusión, Shockwave es una figura genial que aunque no tiene modos alternos muy atractivos, es todo un trofeo en su modo robot. Un trofeo digno de cualquier colección.



Costo actual MIB: entre 25 y 60 dólares (a mi me costó 30)

Modo tanque: 7.0
Modo cañón satelital: 7.5
Modo robot: 9.5

Overall: 9.0

3 comentarios:

Zayd dijo...

Hubiera estado chido un zoom out, o que subieras un poquito la cámara, ya que hubo partes de la transformación que nos perdimos. Si, ya sé, pido mucho!!!,ja,ja,ja.

EConde dijo...

Me gusté sobretodo en la versión robot. Por cierto, a ver si nos vemos este fin de semana, no?

mnka dijo...

Poco coordinado, pero bueno... se ve bastante bien, no se puede pedir todo.
Felicidades por las primeras 10 reseñas